Eres mi buena influencia, me haces reírme de mis problemas,
me haces olvidarlos a tu lado, con el condimento compartido,
el buqué esperado, las tres comidas en una.

Los buenos días, las buenas noches, vienen sólo contigo,
los castigos no tienen utilidad, los golpes verbales
y los gritos corpóreos son el impulso para buscarte más.

Eres mi mala influencia, me aparto de todos cuando estoy contigo,
eres dócil y dominante, frágil y fuerte, sabes reír y llorar,
comes, miras, guardas todo lo que eliges guardar,
me gusta aprender contigo y junto a ti.

/Eres mi buena mala influencia