NO A LA AUTOCENSURA

Aprendi que uno no puede callar
por miedo a la burla, por evitar el rechazo
por miedo a la violencia o al dolor.
La autocensura es un autoflagelamiento.
No se puede callar lo que el alma grita.

Anuncios