Aprender a callar en los momentos indicados
es la mejor moraleja aplicable para algunos seres.

Anuncios