Si tuviera un cosmos reposando en el techo de mi cuarto
le preguntaría:

Anuncios