Subiendo el mantel.

Los chamos están ejerciendo su derecho a utilizar un medio para expresarse.
Su derecho a disentir. Que su forma de decir las cosas es(?)/suena ofensiva,
no creo que le estén haciendo tanto daño a la patria
como los que sobreviven matando allá afuera.
Creo que le podemos encontrar abono a la semilla.

Lo gracioso es que constantemente se viven generando
situaciones que desvían la mirada de las cosas trascendentales,
Mientras, en La Planta sendo peo camuflajeado
y “quédate tranquilo, deja la habladera de paja”.
Mientras, los diez mil en cestatickets para los magistrados.
Los trescientos mil mensuales.
El techo que se tambalea y el piso que se encharca.

Hay una brecha comunicacional que separa a las personas,
y un miedo también, autocensor, a pesar de que estamos
en la era de la interconectividad. La paranoia nos impide dialogar.

¿Qué está pasando que unos chamos sacan un video mierdero
y lo único mejor que podemos dar a cambio, (si es que hubiera que, ¿no?)
son los insultos y argumentos que “también afuera se vive mal”?…
que si en España Los Indignados, que en EEUU los del Occupy,
que no han agarrado calle (xD”) y luego me pregunto:
¿esta gente estará clara de cómo es el maní acá? ¿harán mercado?
¿pagan alquiler?

Los que critican a la juventud de hoy en día no se dan cuenta
que contribuyeron a que estos crecieran así.

Quien sea que haya logrado imaginarse un presente mejor
comprende que tiene derecho a tenerlo.
Una ley de vida, una vaina que garantice el bienestar,
que no se va a estar matando gente!

Ya vimos que las personas se pueden unir en torno una misma causa.
Ahora los invito a hacer que la causa sea una para la gente
Propongamos ideas y empecemos a ver(y construir)
hacia arriba en vez de ver tanto pa los lados y para abajo.

Pareciera que la norma es hacer quedar mal al otro
en vez de buscar la forma de mejorar todos en conjunto.
Aquí estamos a la orden, para crear más vida.+

Anuncios