Lo malo de hablar con uno mismo
es que si a uno de los dos
se le olvida algo,
el otro tampoco se acuerda.

Anuncios