Sigo pasando cerca de nuestra casa,
aquella casa sin puertas.
Paso a lo lejos y la miro, como a un viejo amigo
como a un antiguo escrito compartido.

Sigo pisando los recuerdos, en momentos en los que
menos me doy cuenta. Los atesoro, los olvido.
Nos recuerdo de nuevo.

Vuelvo a querer entrar a la tierra,
como un compás que se abusa y desfasa la melodía,
vuelvo a querer tenerte cerca, a escuchar tu sonido,
a oler tu perfume, a escuchar tu risa,
como si fuera posible.

Anuncios