AA

El silencio es hondo y separa los momentos del ayer,
nos pone a prueba y descansa sobre un plano distinto,
es amigo de la oscuridad por su carencia de cosas
y de la luz por su inmediatez y el calor que emana.
Es poco comprensible, pero ahí está. Nos arropa.
Somos una cama de incoherencias reposando en un sueño,
respirándose un cosmos, rescribiéndose un momento.
Sin pensarnos y evocando de nuevo la ausencia,
palabras incongruentes flotando van sin querer
en las paredes de esta conciencia y de todo lo que la rodea,
que es un nada y que es todo. De bruces hacia el fin.
Se van tachando promesas en una ráfaga de aire
verte sin olor y escucharte sin ruido
vas dejando un recuerdo inerte sobre la luna
esperando a que lo revivan tus dulces sonidos.<<<<<

Anuncios