Muchos de nosotros sabemos lo que tenemos que hacer
para llegar a donde queremos llegar, sin embargo:
¿Por qué lo dejamos para después?

Empieza el nuevo año y con éste nuestras nuevas metas,
con propósitos que queremos cumplir, algunos de éstos
los venimos arrastrando de otros años: independizarnos
laboralmente, hacer más deporte, tener una nueva pareja,
y cosas por el estilo.
Otros prefieren vivir la vida como vaya fluyendo,
casi sin metas, pero en éste artículo nos enfocaremos
en los que de verdad queremos progresar.

Las razones por las que nos cuesta seguir con nuestros
propósitos y avanzar un poco a diario pueden ser:
no tener suficiente tiempo, falta de disciplina,
no tomar acción, perder el foco y dejarse abrumar
por todo el trabajo que debemos hacer para llegar
a donde queremos llegar, duda, miedo e incertidumbre.

Éstos son problemas comunes con los que nos enfrentamos
al cambiar nuestro estilo de vida, pero debemos tener
en cuenta que son emociones y formas de reaccionar
a las que nos hemos acostumbrado y que
las podemos transformar para mejor.
Podemos cambiar la forma en que pensamos,
podemos controlar nuestras emociones,
podemos elegir vivir la vida que queremos.
Y es más fácil de lo que parece.

Sólo debes empezar hoy.

“Ascender por colinas empinadas requiere un ritmo lento
al principio”
William Shakespeare

Un error muy común entre quienes queremos empezar
algo es que queremos hacerlo todo en un día,
pero debemos aprender a desarrollar la paciencia.

La falta de disciplina se soluciona haciendo un poco
cada día, los pequeños logros nos indicarán que vamos
por buen camino, y lo mejor de todo es que puedes
empezar con asuntos sencillos como recordar vestirte
adecuadamente a diario o tomar 8 vasos de agua al día.

Siempre puedes tener tiempo para crecer.
Debes creer en ti mismo y alimentar la pasión que
tienes por lograr el resultado deseado.
La motivación no es algo externo, nace de tu interior.

Algo que me ha servido mucho es pensar que realmente
soy un ser sagrado: todo lo que hago tiene un por qué,
cada pensamiento es producido para transformar
positivamente mi vida y mi entorno
y éste es el mejor momento que tengo para vivir,
para dejar un legado a la humanidad.

Atrévete a transformar tu vida, un día a la vez,
constrúyete y disfruta tu camino.

Eres un ser único e irrepetible.

Anuncios