Hace varios días encontré el nuevo disco de Zeta,
agrupación de Venezolanos con trayectoria de varios años
haciendo discos y tocando en Venezuela y Latinoamérica.

Total que escuchando el primer tema de En Medio De La Tormenta, me inspiré y empecé a escribir en el
#GoldenBook. Acá te dejo lo que salió de ésta introspección.



La introspección me revela hechos que no necesito explicar.
La música destaca la calidad de mi ser
y me inspira a existir más y mejor.
Volver al principio para entender el aquí y el ahora,
para soñar, para crecer.

Podría haber hecho muchas cosas más que/de las que hice,
podría haber querido mejor, pero mi alma no había evolucionado
lo suficiente, pensaba que hacía lo que me hacía libre,
creía que hacía más que suficiente.

Ése mismo paisaje del pasado lo veo hoy, con perspectiva
diferente. Mi nivel de creencia está más desarrollado.
Creencia en mí mismo, en la Naturaleza, en Dios, en el Todo,
en el Caos, en el Mañana, en el Universo.

El poder empieza en la certeza.
Certeza del ser, certeza de lo que haces,
certeza del cambio positivo.
Ensayo y error, nuevas técnicas, nuevos caminos,
certeza del crecimiento y la trascendencia.
La certeza parte de la Fe, de la seguridad del creer.
Abrazar lo que puede ocurrir, querer lo que voy
a generar. Las posibilidades no son terrenales, son universales.

Hay que saber ocurrir.
Se aprende con la práctica, se sabe con la certeza, se tiene
certeza al tener Fe, se tiene Fe al ser agradecido,
se es agradecido al entender tu lugar en la vida,
se entiende al pensar, se piensa al ser humano.
Sé que puedo, sé que soy grande, sé que existo
y sé por qué y para qué existo.

Ésta es mi mayor inversión en la vida, invertir tiempo y espacio,
átomos e ideas en generar contenido, en nacer futuro
en cada segundo que cuenta, es una labor diferente, a la mano
de muchos y a la consciencia de no tantos.
Para el momento de escribir éste texto no me lee la gran cantidad
de gente que me encantaría, pero quien me lee es más que suficiente.

Me detengo a releer, pero sigo avanzando.

Mis neuronas se reúnen a debatir y no a estallar,
mi alma sonríe a lo incierto, la clave está en lo intangible.
Hoy estoy acá, escribiendo, haciendo lo que muchos
grandes pensadores, filósofos y creativos,
seres del pasado hicieron.
Estoy mirando hacia adentro y escribiendo.

Me inspiro en los grandes. Estoy contento, estoy vivo.
Construyo mi edificio personal,
con ladrillos con formas diferentes y funciona.
El sonido del tiempo es imperceptible.
El Todo es un valor absoluto, la Nada es abundancia tangible.
Todo inspira, el deber ser es y está a su manera,
incalculable, inconcebible.

Me disparo a orinar.
Regreso y continúo.

Soy similar a todos, con un software diferente.
Sócrates estuvo pensando y escribiendo, sobre temas similares,
pero yo tengo soporte, ideas y soundtrack diferentes.
Soy similar a ti, pero somos diferentes y es genial,
tanto para ti, como para mí. Sin más ni menos.

El dinero está más valorado que el tiempo y el espacio,
es increíble. Prioridades aleatorias.

Cuántas generaciones vivirán con el mismo deseo material,
empleo bien remunerado, montos, cargos,
ilusiones a cambio de horas y energía.

Entonces entiendo, creo y tengo Fe en que tú comprenderás,
similar a como yo entendí, que es un problema de certeza
y de actitud el que afrontamos a diario,
desde levantarnos temprano, hasta elegir nuestro alimento,
alimento para el cuerpo (comida) y alimento para el alma
(todo lo que elegimos ver, sentir, pensar, escuchar).

Mi gran deseo es lograr contribuir al cambio positivo,
a la demolición de tus paradigmas,
a la edificación de tu propio edificio,
ése que, como el mío, lleva tu propio nombre.

Tu propia institución, tu legado, tu trascendencia,
tu identidad digital.

Vivir es invertir el tiempo.

@_elsanchez

Anuncios