Archivos para las entradas con etiqueta: árbol

árbol

Anuncios

Texto #371 – Árbol

Hablo conmigo mismo desde adentro hacia adentro,
desde la mente hacia el alma,
desde la mano al cuaderno,
desde el sentir al pensar.
Bendigo cada palabra y pido al cerebro procesar con calma
todo lo que quiero decir, soy uno con la creación.
Lo que transmiten mis ideas va por el mismo camino
de lo que siente mi corazón y nada me es extraño.
Nazco en el tiempo.
Disfruto retroceder mientras avanzo
y contemplo el presente a plenitud.
Mi incentivo es la vida y todo lo bueno que percibo de ella
llena mi paso de luz.
Agradezco cada respiro y cada momento de existencia.
Veo hacia mis raíces y encuentro paz,
nada de lo externo me afecta:
Hoy soy eternidad.
Rindo mis frutos.

tronco

Guacamaya

Batalla de Televisores

Sudaba el Canal Uno para mantenerse en pie,
zapping interno desplegaba en colillas
el tiempo de rating. Gaveta.

Parálisis de una idea,
la violencia tiene dos puntos,
la paz
el inicio y el final del abecedario.

Las cosas suceden para que aprendamos,
esto mío es árbol nuevo,
tinta vida, tonalidad es
creación palpitante
música en el universo.

ave

Árboles
Árboles
La Guaira, Venezuela.

PRODUCTIVO COMO UN ÁRBOL.
SÓLIDO COMO UN EDIFICIO.
FÉRTIL COMO LA TIERRA.
MÁS TRANSPARENTE QUE EL AIRE.
DE BRUCES HACIA LO INFINITO
SE NUTRE CREANDO VIDA.

Un(´) segundo

– Hay más árboles que edificios en éste pueblo.
– No se puede dar textura a la mano si aún
no se ha terminado de crear el esqueleto.
– En busca del botón de reset.
– Los demás también tienen expectativas de uno, sin querer.
– El querer vs el deber.

IN.FAN.CIA.
Cuando yo nací era del tamaño de un dedal.
cuando fui creciendo cabía en los koalas, en los bolsos
en los carritos de mercado, en las carteras.
Mescondía entre los paquetes de harina en los supermercados
Casi agarraba el triángulo posamanos del techo del vagón
Casi era de la talla de ronaldo y rivaldo.
Casi me muero al caerme de un árbol.

Cuando yo era pequeño cada día era más vida,
más logro y menos clases, más fútbol.
Caídas, golpes, risas, besos, llantos, faenas;
cuando estaba empezando a crecer.

Cuando estaba antes, me recuerdo en sepia,
en blanco y negro y en color bañado
curtido por la luz veinte porciento entre blanco y mostaza.
Sumido entre el sonido de movimiento relentado,
cegado ante el silencio de los días venideros.

Árbol
¿Ciberleza, CiberNatura o Naturnética?

yagrumo
2009

A %d blogueros les gusta esto: