Subiendo el mantel.

Los chamos están ejerciendo su derecho a utilizar un medio para expresarse.
Su derecho a disentir. Que su forma de decir las cosas es(?)/suena ofensiva,
no creo que le estén haciendo tanto daño a la patria
como los que sobreviven matando allá afuera.
Creo que le podemos encontrar abono a la semilla.

Lo gracioso es que constantemente se viven generando
situaciones que desvían la mirada de las cosas trascendentales,
Mientras, en La Planta sendo peo camuflajeado
y “quédate tranquilo, deja la habladera de paja”.
Mientras, los diez mil en cestatickets para los magistrados.
Los trescientos mil mensuales.
El techo que se tambalea y el piso que se encharca.

Hay una brecha comunicacional que separa a las personas,
y un miedo también, autocensor, a pesar de Leer el resto de esta entrada »