Archivos para las entradas con etiqueta: Mano

Un gentío

Anuncios

Por debajo de la Meseta

Te cuento cuentos que no conoces, pasa el agua que no ves
corre la chispa que no corrió, caminan las hormigas que no caminaron
se mueven los ojos en coma,
por el punto que parte cada vez que te beso.
Y nos reímos, te ríes tú de mi, te ríes tú de ti
me río de mí mismo.

Los túneles que excavo con las manos
no me llenan de satisfacción tangible
sino en mis apuestas de sueldo viciado, en tus días de lluvia,
en el cielo que son todos, en el barro que es uno.

Califacciones efímeras y otras tonadas, el ruido en el oído
me da más luz, más puedo, más quiero, más merezco,
ya que, la Meseta está pegada a la tierra
y mis manos saben excavarte textos.

Qué bien se siente ver seguridad expresada
ante un mundo divergente de sabiondos y sabelotodos,
Es estar orgulloso de lo que se es, de lo que se hace.

Porque acá hay de sobra y sobre todo.
Porque el deporte es esconder la mano cuando nos la tienden,
tender la mente en el tendedero y esperar a que nos funda el sol
en vez de iluminar con el poco de vela que nos quede por dentro.

Lo que sucede acá, es que cada quien
tiene “derecho a explorar su propia conciencia”.

Existe la libertad de pensamiento,
pero no la libertad del alma.

Un(´) segundo

– Hay más árboles que edificios en éste pueblo.
– No se puede dar textura a la mano si aún
no se ha terminado de crear el esqueleto.
– En busca del botón de reset.
– Los demás también tienen expectativas de uno, sin querer.
– El querer vs el deber.

Las manos son herramientas.
De trabajo, de placer, de utilidad para la vida.
Las manos tienen cinco dedos, si tuviesen seis,
seguro tener cinco sería algo anormal.
Con ellas puedes tocar, conocer más de lo que no conocías
acerca de alguien, algo.
Si sudan, quiere decir que tienes nervios o calor.
Si las mueves mucho, quizá se deba a alguna preocupación.

Las manos mandan.
Señalan, expresan, te usan como tú a ellas, sin que te percates.
Puedes tapar tu cara o protegerte de algo con ellas.
Las manos tienen uñas, y lineas que algunos humanos dicen leer.
Las uñas son pintadas comunmente en el caso de las mujeres.
Los hombres no solemos pintarnos las uñas.
Las manos tienen dedos y cada dedo puede ser articulado
independientemente del resto de la mano.
Los niños pequeños suelen chupar el dedo pulgar.
Quizá sea para emular la textura del pezón, es algo natural.
Las manos, algunas, tienen pelos.
Al lado opuesto de las uñas puedes ver unos surcos circulares,
nosotros les llamamos huellas, y no hay dos iguales.
Los hombres no solemos llevar las uñas largas, aunque se puede
notar su uso en personas que tocan instrumentos de cuerda.

Ellas (las manos) sirven para muchas cosas, creas,
limpias, golpeas, te impulsas, niegas, llamas, pides ayuda.
Las manos cuando las tocas, cuando se tocan.
Las manos sienten ¿o es uno?.

psicodelia

moneda

A %d blogueros les gusta esto: