Archivos para las entradas con etiqueta: rechazo

Funciona como una catarsis.
Es primero el rechazo, el desprecio, la indignación, ignorar.
Luego se adueña el desentendimiento, pero una vez allí, le llaman la risa,
la juerga, la joda, las miradas, los abrazos, los besos.

Qué sabroso que es empezar a quererse.

Anuncios

NO A LA AUTOCENSURA

Aprendi que uno no puede callar
por miedo a la burla, por evitar el rechazo
por miedo a la violencia o al dolor.
La autocensura es un autoflagelamiento.
No se puede callar lo que el alma grita.

A %d blogueros les gusta esto: