/Choquemos entonces./

Vivamos la ráfaga que destella balas en el estrellado cosmos
obviemos lo importante, mientras nos concentramos en esto
levántate cuando te estén atropeyando
vira los ojos cual timón de serenidad
ama, que mañana no existe
muere, que ayer ya no es hoy
olvida lo que no te interrumpe
sal de tu caparazón.

artífice, artista y legúmbre

libera la rabia que tienes
ordena los soles en fila.

quita de tu camino
ultimatos unísonos y úlceras
epítetos monstruos de mal

nada los mares de puños
usa tu voluntad, ante
nervios estamos viscosos
constante batallla
amarga felicidad

falta de sobra
-unos kilómetros-
impactos de
-más cerca-
omnipresencia agu-
sin mirar, desierto.

Anuncios